Horario
Lun - Vie: 7:30AM - 9PM Sáb 8AM-2PM

El Tunel del Carpo

En ésta ocasión hablaremos un poco sobre qué es, qué lo provoca, cómo podemos evitarlo y sobre todo qué podemos hacer para contrarrestar los síntomas en caso de ya tener molestias por el Síndrome del Túnel del Carpo.

Comenzaremos por explicar que el Síndrome del Túnel del Carpo se trata del atrapamiento del nervio mediano en el Túnel del Carpo, que está formado por el retináculo flexor y los huesos del carpo.

El resultado de la presión ejercida al nervio mediano bajo la aponeurosis flexora genera el edema de los tendones flexores, provocando un mayor volumen en el túnel carpiano, desencadenando los signos y síntomas que le caracterizan a este padecimiento:
  • Dolor y parestesias en la cara ventral de la mano (parte media de la palma), dedos pulgar, índice, medio y en ocasiones parte del dedo anular.
  • Dolor de tipo “quemante o ardoroso”.
  • Parestesias nocturnas (sensación de hormigueo o pinchazos).
  • Pérdida de sensibilidad en la distribución del nervio mediano, ocasionando sensación de torpeza en la mano.
  • Se agudizan los síntomas por las noches, o al efectuar determinadas actividades como conducir, sujetar un libro, o el uso excesivo de celulares, tabletas electrónicas, uso de mouse o teclado de computadora.
En casos más complicados, donde ya se habla de una lesión de mucho tiempo de evolución encontramos:
  • Pérdida sensorial permanente.
  • Déficit de movilidad.
  • Atrofia de la musculatura.
El STC es la neuropatía compresiva con mayor prevalencia. La edad está considerada un factor de riesgo para el deslizamiento y conducción del nervio mediano.
La incidencia de éste síndrome se sitúa entre el 0,1 % y el 10 % de la población, aumenta con la edad tanto en hombres como en mujeres con edades comprendidas entre 45 y 54 años. La prevalencia en la vejez es cuatro veces superior en las mujeres que en los hombres.
Sin embargo en la actualidad se vive un fenómeno peculiar al comenzar a dar un giro a las estadísticas: el uso excesivo de nuevas tecnologías, como hemos visto unos párrafos atrás, es una de las causas más importantes para desarrollar y agudizar éste padecimiento.

¿QUÉ SE PUEDE HACER PARA CONTRARRESTAR LOS SÍNTOMAS?

A continuación dejaremos unas imágenes que ilustren un poco el cómo debemos realizar ciertos estiramientos y movilizaciones de nuestros dedos, muñeca y antebrazo para contrarrestar la carga muscular.

Consejo Physimed

Realiza los ejercicios que te proponemos solo 1 serie de 8 repeticiones por ejercicio, recomendamos realizarlos unas 2 a 3 veces al día, con la finalidad de mantener movilidad en tu mano, muñeca y parte de antebrazo, así como mantener un equilibrio entre estiramientos y carga muscular de tu día a día.

No olvides consultar a un fisioterapeuta que personalice y oriente un tratamiento que no sólo se aboque a la movilización, si no a controlar inflamación y dolor provocados por el STC.

Si haz identificado algunos de estos síntomas, es necesaria una evaluación.

En PHYSIMED podemos ayudarte, no esperes más.

¿Qué es el Desgaste Articular?

Éste articulo pretende dejar una idea más clara sobre lo que es el desgaste articular, cómo se trata y sobretodo cómo podría ser prevenido, dejando de lado todas esas creencias y mitos que se han generado en torno a este padecimiento.

 
 

¿QUÉ ES Y QUÉ ESTRUCTURAS AFECTA?

Comenzaremos por definir que el desgaste articular o artrosis es una patología degenerativa de los huesos que comienza por la destrucción o pérdida gradual del cartílago articular, y que afecta no solo a la superficie articular cartilaginosa, sino también a todo el complejo articular.
Es por esto que; cuando el cartílago articular se degenera por diferentes causas, aumenta el roce en los extremos de los huesos, incrementando las fuerzas de fricción y empezando la degeneración de las diferentes estructuras de la articulación. En casos más avanzados se desprenden pequeños trozos del cartílago, lo que aumenta el roce y la fricción, haciendo así que se degeneren los meniscos y se vean afectados todos los componentes peri-articulares como músculos tendones y capsular articular.
El desgaste o artrosis puede aparecer en distintas articulaciones del cuerpo, sin embargo cuando hablamos de rodilla y cadera, así como de articulaciones de mano, como lo es la inferfalángica trapecio-metacarpiana, constituyen la mayoría de la artrosis articular que sufre el ser humano.

¿EXISTEN FACTORES QUE PUEDAN PREDISPONER SU APARICIÓN?

En gran medida la artrosis está provocada por un cúmulo de causas multifactoriales que se retroalimentan unas a otras y que generan predisposición a padecer ésta y muchas otras enfermedades degenerativas. A continuación puntualizaremos algunos de estos factores que en la gran mayoría de las veces, pueden ser evitables:
 
 
  • Sedentarismo: El mantenimiento de una vida activa y dinámica hace posiblemente reducir uno de los factores más importantes para poder prevenir la artrosis articular, ayuda a mantener un correcto equilibrio metabólico, aumenta los factores de crecimiento y regeneración tisular, mejora la absorción de nutrientes, mantiene un tono muscular adecuado y aumenta el umbral de dolor.
  • Sobrepeso: Fundamentalmente nocivo cuando estamos hablando de artrosis de rodilla o de cadera debido a la fricción excesiva generada entre huesos.
  • Falta De Fuerza: Se trataría de una consecuencia de todo lo anterior, la falta de una correcta cobertura muscular hace que la articulación soporte más carga y peso y por lo tanto se deteriora más rápido, produciendo así la artrosis.
  • Desequilibrio Mecánico: Las alteraciones en nuestra biomecánica hacen que se distribuyan incorrectamente las cargas, así como una mala alineación en articulaciones. Favoreciendo así la hiperpresión en ciertas zonas de la articulación.
  • Desequilibrio Metabólico: Es uno de los factores clave para entender la aparición de artrosis en personas relativamente jóvenes.

¿CUÁLES SON SUS SÍNTOMAS?

  • Dolor: se trata de un dolor inflamatorio difuso en toda la articulación, también como un dolor más concreto en un punto o zona específica.
  • Rigidez de la articulación afectada: La inflamación y la destrucción de los tejidos va a producir rigidez, especialmente rigidez matutina y cuando la articulación está fría tras un periodo de reposo.
  • Pérdida de movilidad en la articulación: Producida por la destrucción de los tejidos, y por la liberación de partículas en el espacio articular.
  • Impotencia Funcional: La impotencia funcional está determinada por el grado de afectación y por la acción de la articulación afectada.

¿CUÁL ES EL MEJOR TRATAMIENTO PARA EL DESGASTE ARTICULAR?

A menudo, en consulta cuando el paciente habla de desgaste articular o artrosis se refieren a aquella lesión del cartílago de tipo degenerativo e irreversible, y menciona que hay poco que se pueda hacer; sin embargo, en Physimed hay mucho por hacer para reducir el malestar y existen maneras de prevenir la progresión de esta común enfermedad.

5 factores que pueden mejorar y evitar el proceso del desgaste:

  • Fisioterapia especifica basada en terapia manual para control del dolor.
  • Pautas de ejercicio físico y flexibilización de tejidos, adaptado y específico para cada paciente.
  • Evitar sobrecargas articulares y posiciones forzadas.
  • Controlar el peso corporal, el sobrepeso es un factor que puede aumentar los signos y síntomas.
  • Una alimentación correcta y específica para este tipo de dolencias.

¿ES CIERTO QUE EL EJERCICIO FÍSICO ES CONTRAPRODUCENTE EN LA DEGENERACIÓN ARTICULAR?

En cuanto al ejercicio físico, existe el mito de que puede ser contraproducente realizarlo ya que puede aumentar el desgaste del cartílago, sin embargo vamos a analizar y desmentir este punto.
Evidentemente, si el estado de la degeneración articular se encuentra en su límite, hablando de un grado 4, donde ya duele la articulación cada vez que el paciente se mueve, estamos de acuerdo que no es correcto realizar un ejercicio físico extenuante, sin embargo el movimiento moderado sería conveniente, así como actividades que reduzcan el impacto y/o fricción articular como lo es nadar.
Y si hablamos de un caso inicial o latente de degeneración articular: el ejercicio físico siempre es un buen aliado para prevenir y mejorar, ya que estimula procesos metabólicos de regeneración y fortalecimiento óseo, mejorar el tono muscular, aumenta el volumen y capacidad de nuestros tendones, hacen que perdamos peso y en definitiva nuestras articulaciones tengan que soportar menor carga mecánica.

CONSEJO PHYSIMED

Existen una amplia gama de ejercicios específicos para cada articulación y dependientes del grado de afectación. Estos ejercicios deben ser guiados por un fisioterapeuta, ya que es imprescindible la prescripción personalizada de ejercicios para potenciar selectivamente diferentes tipos de grupos musculares.

 
 
Referencias Bibliográficas